Es un desórden de alimentación en donde se dan excesos alimentarios caracterizados por:

  • Comer en un periodo de tiempo (ej. 2 horas), una cantidad de comida mayor a la que la mayoría de personas comería en circunstancias similares.
  • Sentir falta de control durante el atracón (la persona no puede parar o controlar cuánto come).
  • NO recurrir a métodos compensatorios inadecuados como vómitos, laxantes y saltarse comidas para "deshacerse" de las calorías extras.

Los episodios están asociados con:

  1. comer más rápido de lo normal.
  2. comer hasta sentirse incómodamente lleno.
  3. comer grandes cantidades de comida aunque no sienta hambre.
  4. comer solo, por vergüenza de que otros vean cuánto come.
  5. sentir disgusto y decepción después de comer.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del atracón?

Cuando los atracones ocurren, en promedio, al menos 2 días por semana durante 6 meses. Después de cada atracón, la persona NO utiliza métodos compensatorios inadecuados como ocurre en la bulimia nerviosa.

Si una persona presenta el síndrome del atracón se recomienda buscar ayuda psicológica y recibir un tratamiento interdisciplinario.

Nuestros Servicios

Para recibir el
Boletín Informativo


Nombre:

Email: