Tomado de Clark, N. (2003). Sports Nutrition Guidebook. Estados Unidos: Human Kinetics.

Jéssica era una nadadora competitiva que tenía un cuerpo voluminoso y decía sentirse gorda. Ella esperaba ansiosa mientras le medía la grasa corporal. “Tienes mucho músculo y una estructura ósea grande, pero poca grasa” le dije.

La apariencia y el peso corporal son decepcionantes para algunas personas que tienden a compararse con otros. Todos venimos en diferentes tamaños y formas, y la mayoría está genéticamente determinado. Podemos cambiar nuestro cuerpo hasta cierto punto al perder grasa o ganar músculo, pero hay que tener expectativas realistas. Si usted es una mujer  de caderas grandes o es un hombre con llantas (como todos en su familia), puede hacer que la grasa disminuya pero no que desaparezca. En vez de obsesionarse con lo que no puede cambiar, es mejor dejar la insatisfacción, aceptarse tal como es y enfocarse en las cosas de la vida que realmente importan. No gaste más energía mental de la cuenta preocupándose por la grasa corporal no deseada.

En el caso de las mujeres con peso normal que quieren perder peso, un cuerpo más pequeño no las hace mejores personas, sólo más pequeñas. Hay “menos persona” que amar pero la persona es la misma.

Recuerde que su valor como persona no depende de su apariencia física. Su belleza viene de adentro.

Nuestros Servicios

Para recibir el
Boletín Informativo


Nombre:

Email: