El hígado graso es una acumulación excesiva de grasa en las células hepáticas.
Algunas causas son: obesidad, diabetes, colesterol y triglicéridos altos en sangre, consumo de sustancias como alcohol, corticosteroides y tetraciclinas, desnutrición y pérdida rápida de peso. A veces la causa es desconocida.

El hígado graso pocas veces ocasiona síntomas o complicaciones. En algunos casos puede causar esteatohepatitis, con inflamación y cicatrización del hígado. Esto afecta su capacidad para funcionar. La esteatohepatitis puede avanzar hasta producir fallo hepático.

No existe un tratamiento único para el hígado graso, sino que se tratan las condiciones causantes.

Algunas recomendaciones son:

  1. Perder peso si tiene sobrepeso u obesidad.
  2. Seguir una alimentación saludable, rica en frutas, vegetales y productos integrales.
  3. Reducir el consumo de grasa saturada y trans. Sustitutir por grasa insaturada que se encuentra en el aguacate, pescado, aceite de oliva y nueces, y consumir esta grasa con moderación.
  4. Hacer ejercicio físico regularmente, por lo menos 30 minutos la mayoría de veces por semana.
  5. Controlar el azúcar en sangre si es diabético.
  6. Disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre con dieta, ejercicio y medicamentos (si es necesario).
  7. NO tomar alcohol.

 

Nuestros Servicios

Para recibir el
Boletín Informativo


Nombre:

Email: